No necesitamos tener un traje para ser profesionales. Nuestros resultados son la evidencia de nuestro profesionalismo, sin embargo, como todos nos representamos a todos, es importante que cuidemos nuestro aspecto.